Jamón Poco Curado ¿Qué hacer?

En ocasiones, los clientes recien llegados nos preguntan que se debe hacer con un jamón poco curado, como curarlo de forma casera o como determinar si un jamón esta bien curado o no. Nuestra respuesta es siempre la misma: un jamón poco curado no puede ser considerado jamón o, en el mejor de los casos, un jamón de mala calidad.

Si eres una de estas personas envuelta en esta situación, debes de saber de antemano que este tipo de jamón no debe de llegar a las manos de los consumidores, recomendando siempre que se pueda una devolución del mismo o una sustitución por otro de mejor calidad.

Lo bueno es que, desde Peña Iberica, nos aseguramos de que todos nuestros productos superen una serie de controles de calidad, ofreciendo siempre lo mejor.

¿Cómo arreglar un jamón poco curado?

Continuando con lo mencionado anteriormente, si tienes pensado en arreglar o curar un jamón poco curado, la respuesta es muy simple y clara: no se puede. Si no hay otra alternativa, podemos dejarlo secar unos días. Pero si se puede, recomendamos ponerse en contacto con el vendedor lo antes posible. De esta forma, se podrá deducir si el problema solo ha sido en una unidad en concreto o en varias, afectando a más clientes.

Un jamón no se puede tratar como un fuet, que si este esta muy tierno se deja secar en una despensa. Esta comparativa puede llegar a causar numerosas dudas, pero un jamón, desde el inicio hasta llegar a la tienda, necesita de una temperatura y unos cuidados muy específicos.

Si el jamón se encuentra poco curado, puede tratarse de una unidad de poca o pesima calidad que simplemente no se encuentre en condiciones óptimas para ser comercializado. En Peña Iberica, nuestros jamones ibericos no se ponen a la venta hasta que su punto de curación sea óptimo. Habrá personas que les gusten más o menos curado, pero hay que tener claro que todo vendedor debe de conocer cuando un jamón está listo para ser vendido al público.

Sin embargo, este sistema no es siempre infalible, por lo que si un jamón no curado es enviado a un cliente y este se da cuenta, inmediatamente entramos en juego, reemplazandolo por uno de calidad, como el resto de productos que ofrecemos. Por ello, nuestros clientes pueden estar tranquilos y seguros.

¿Terminar de curar un jamón en casa?¿Cómo?

La curación consiste en un proceso de salazón de forma mecánica, llevada a cabo por un maestro jamonero. Dicho esto, no cures un jamón en casa. Ponte en contacto con el vendedor lo antes posible.

Todo ello se realiza en unos contenedores que van girando automáticamente para facilitar su vuelta. En base al proceso de salazón y de secado realizado, las piezas consegurán sabores completamnete diferentes.

La curación de un jamón se realiza en 4 etapas:

1) En la primera etapa, se ponen las patas a punto: se despiezan, se pelan, se limpian, se dejan reposar y se masajean para eliminar los restos de sangre, a través de máquinas especializadas).

2) En la segunda, se cubren las piezas en sal para fortalecer su sabor y protegerlo de las bacterias. Según las piezas y el sabor que se les quiera dar, será un proceso más o menos largo.

3) A continuación se cuelgan las piernas en los secaderos para que la grasa vaya infiltrándose en las fibras musculares. Después se les sube la temperatura, variando ligeramente el porcentaje de humedad. El tiempo estimado en llevarse a cabo esta etapa suele ser de unos 6 meses aproximadamente.

4) Finalmente, llega la etapa más larga del proceso (6-30 meses): la maduración o envejecimiento, en la que hay que asegurarse de que el jamón se cura de la forma más homogénea posible.

¿Cómo saber realmente si un jamón está curado?

Sabiendo como de importante puede llegar a ser la curación de un jamón, es normal que los clientes nos pregunte como reconocer si un jamón esta mal o bien curado.

Para saber si el jamón se encuentra en su punto, hay que proceder con un proceso de calado, donde pinchamos el jamón por tres zonas completamente diferentes. Si al extraer la cala, el olor que presente es algo desagradable, será un indicativo de que el jamón no se ha curado correctamente.

En Peña Iberica te garantizamos que un jamón que no se encuentre bien curado, no entrará jamás en nuestras tiendas y mucho menos se comercializará. Recuerda que esto te vale tanto si vas a comprar un jamón ibérico como si tu intención es comprar una paletilla.

Entonces qué, ¿te animas a probar un jamón bien curado y de la mejor calidad? Puedes pasar por una de nuestra tiendas físicas o comprar jamón ibérico en nuestra web online.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad